• 28 SEP 16
    • 0
    la fatiga

    la fatiga

    ¿Qué sabemos sobre la fatiga?

    El pasado viernes 23 de septiembre, la Dra. Bayton y yo (Psicóloga Cristina Coca), acudimos a un curso sobre “FATIGA”, impartido por el Médico Psiquiatra Francesco Borella, invitadas por el laboratorio Pileje.

     

    El cual, fue muy interesante porque detrás de lo que exteriormente vemos y percibimos, cuando nos sentimos cansados, se esconde el apasionante mundo de los equilibrios nutricionales, hormonales y emocionales.

    fatiga-fisica

    Únicamente con el correcto análisis y diagnóstico realizado de forma minuciosa por los especialistas, se pueden descubrir lo que se esconde detrás del síntoma llamado Fatiga.

    A través del análisis minucioso se puede detectar, diferenciar y  tratar de forma específica un cansancio debido a un sobreesfuerzo, llamada fatiga fisiológica, de una fatiga aguda o crónica, las cuales no remiten después de realizar un descanso y necesitan un tratamiento específico e individual para paliar el desarreglo sistémico que se encuentra oculto a consecuencia de carencias y déficits en el organismo.

    La filosofía de la Clínica Bayton coincide con el Dr. Borella, en que es primordial centrarse en la prevención de la salud y mantenimiento del bienestar físico y mental, en lugar de tratar únicamente la enfermedad ya instaurada.

    Por lo general en España, no estamos acostumbrados a este modelo más preventivo y nos lanzamos a los medicamentos farmacológicos para paliar los síntomas más evidentes de la fatiga, depresión, ansiedad, colesterol… con los conocidos antidepresivos, antiácidos, estatinas… y desde aquí, no decimos que no sean necesarios en ciertos casos, pero hay otras formas de tratamiento con iguales resultados en pacientes tratados, no siendo tan destructivos para el sistema digestivo y a la larga, a nivel cerebral. Actuando de esta forma, se consigue que el síntoma desaparezca pero no el desequilibrio que lo ha podido provocar, o el que se provoca después de un consumo prolongado de fármacos.

    Por ello, nos gustó el planteamiento clínico del Dr. Borella, similar al realizado en la Clínica Bayton, yendo más allá de la enfermedad, primero con la prevención y en casos en que se detecte enfermedad, buscar el origen, tanto micronutricional, psíquico, farmacológico, restablecer el equilibrio y fomentar una educación psiconutricional para el mantenimiento de forma prolongada de estilos de vida más saludables, utilizando todos los avances en el campo de la salud, entendiendo el por qué es necesario un correcto equilibrio de vitaminas y minerales, como el hierro, yodo y magnesio, que suelen ser los déficits más frecuentes y que son los claves en los estados de falta de memoria, rigidez articular, dificultad para levantarse por las mañanas, manos y pies fríos o la irritabilidad, ansiedad, calambres incluso la disnea.

    Si estas vitaminas no están en equilibrio, a demás, de la vitamina C, B y los Omega3, es difícil que cualquier tratamiento haga efecto, ya que se necesita magnesio y Omega 3 para que los neurotransmisores se liberen y se pueda observar una mejoría clínica.

    Los neurotransmisores están detrás de las fatigas psíquicas

    Que esconden depresiones subyacentes, tanto por exceso de energía, regidas por dopamina, noradrenalina y glutamato o por déficits, más asociados con las compulsiones de ingestión de alimentos, irritabilidad, alteraciones de sueño…regidas por la serotonina y el GABA.

    fatiga

    Lo que ocurre, es que siempre hemos asociado los neurotransmisores al cerebro y sabemos que una parte de los neurotransmisores se forman en el intestino, razón por la cual si se inflama el intestino por desequilibrios a nivel nutricional, va a repercutir en el cerebro, ya que las citoquinas inflamatorias van a pasar la barrera hematoencefálica y lo van a inflamar, éste mecanismo también ocurre en sentido contrario.

    Por lo que desde aquí, queremos concienciar de que una inflamación somática, va a derivar en cambios a nivel cerebral y por supuesto de funcionamiento conductual, por lo que el mejor tratamiento, es el que combina la medicina de la salud, con el correcto equilibrio nutricional y la higiene mental, con gestión del estrés y trabajo emocional, para obtener un correcto orden en el sistema cerebral.

    No todas las fatigas son iguales

    Ni existe un tratamiento estandarizado, por lo que si te sientes con falta de energía, irritable, con dificultad para pensar, el descanso no mejora tu energía o se están afectando las actividades cotidianas …

    Tal vez es momento de buscar un por qué, saber qué está ocurriendo y ponerle remedio para seguir disfrutando de la vida y vivirla con la intensidad que se merece.

    Descubre más a en nuestras Redes Sociales:

    Active-Facebook-icon Active-Twitter-icon Google+

    Leave a reply →

Photostream

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies