• 01 JUL 14
    • 0
    Nutrición – Alimentos para la exposición solar

    Nutrición – Alimentos para la exposición solar

     

    En verano debemos de proteger nuestra piel al máximo. Hoy sabemos que no es suficiente aplicar un protector solar, debemos protegerla también desde dentro.

    Una buena nutrición nos puede asegurar un correcto aporte de los nutrientes que nos ayuden frente al envejecimiento que provocan los rayos UVA.

    Alimentos para la exposición solar

    En verano hay que consumir tres raciones de verduras, una de ellas cruda, y dos piezas de fruta al día.

    Elegir preferentemente la fruta y verdura de la temporada ya que contienen más antioxidantes y polifenoles que nos ayudaran a prevenir el daño solar. Las cerezas, albaricoques, melocotón, el melón, ayudan a que la producción de melanina se haga de forma natural y estimulan su producción.

    El tomate, la sandia, pimiento rojo, la sandia con el color rojo son ricos en licopenos pigmento con una gran capacidad antioxidante que nos ayuda a neutralizar los radicales libres aceleradores del proceso de envejecimiento.

    Las verduras de color naranja como la calabaza, zanahoria, son ricas en beta carotenos precursores de la vitamina A que, una vez ingeridos, se transforman en vitamina A, por lo que también nos ayudan a preparar la piel para la exposición solar.

    Importante es incluir alimentos que favorezcan la formación de colágeno. El melón, las naranjas, el limón, pomelo, kiwi, fresas.

    Verduras de hoja verde como espinacas, acelgas, berros, rúcula, espárragos, son protectores de la piel.

    El consumo de pescados ricos en omega 3, como el salmón o las sardinas, compensará el exceso de omega 6 necesario para la elasticidad de la piel y protege de las quemaduras.

    Y no debemos olvidar la hidratación, es importante el consumo de agua para mantener el cuerpo hidratado, pero a veces lo que bebemos no es suficiente porque se nos olvida. Debemos beber durante todo el día cuando percibamos la sensación de boca seca.

    Un consejo   importante es evitar las horas centrales que son las horas críticas, de 12 a 16 horas, donde el sol nos produce mayor envejecimiento.

    Por Matilde S. Bayton.

    Doctora en Medicina y Cirugía General.

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies